¿Cómo medir Radón en edificios y viviendas?

El gas radón es un tipo de gas muy perjudicial presente en el suelo y, desgraciadamente, en muchas viviendas. Se trata de un gas incoloro e inodoro, por lo que detectar su presencia a simple vista es prácticamente imposible. No obstante, los daños que provoca en la salud, pueden ser irreversibles. Por ejemplo:

  • Problemas respiratorios.
  • Aumento del riesgo de padecer cáncer de pulmón, especialmente para quienes fuman.

Ninguna vivienda está exenta de la presencia de este gas. En nuevas edificaciones, el promotor está obligado a hacer una inspección que detecte si hay gas radón, pero con el paso del tiempo, este podría reaparecer.

El gas radón se origina en el subsuelo y pasa fácilmente al aire, lo cual facilita que se concentre en espacios interiores, como puede ser una vivienda. ¿Cómo se puede medir el gas radón en las viviendas?

Este gas radioactivo que provoca daños en la salud está muy presente en nuestro país. Hay dos maneras en las que puedes medir si existe presencia de este gas en tu hogar:

  • Medición de indicación directa. Se trata de una especie de termómetro digital que analiza el aire y determina los niveles existentes de gas radón en el ambiente. Aunque es un método rápido, sencillo y barato, no es el más eficaz. Decimos esto porque, tras haber sido comparados con otros métodos, se ha notado que el margen de error puede ser bastante considerable.
  • Kit de medición. Este kit que se puede conseguir fácilmente en internet,  consiste en un pequeño dispositivo que deberás tener en una de las habitaciones durante un máximo de tres meses. Cuanto más tiempo lo dejes, más preciso será el resultado arrojado. Una vez concluido el tiempo de exposición, deberás llevar el dispositivo a un laboratorio especializado en mediciones para que interpreten los resultados y te digan los niveles que existen en tu hogar de este gas radioactivo. En caso de que existen algunos, tendrás que acudir a una empresa especializada que te indique el tratamiento a seguir.

Cómo medir el radón en edificios

El radón, al ser un gas, se infiltra fácilmente a través de grietas que pueda haber en la construcción, por lo que es vital hacer un análisis constante de las edificaciones. Para hacer mediciones en las zonas comunes del edificio, se requiere la presencia de profesionales que cuentan con los dispositivos necesarios para ello.

Lo harán del mismo modo que en hogar: con dispositivos que hagan mediciones durante un máximo de tres meses. Si se detectara la presencia de este gas, la empresa responsable de las mediciones recomendaría a la comunidad un tratamiento a aplicar, el cual podría llevar a cabo ella misma.

El gas radón no es un asunto que debamos subestimar. Es mejor estar al tanto de cuánta es la presencia en nuestro hogar y qué podemos hacer para erradicarlo por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú